Saturday, July 13, 2024
HomeMeditationBondad amorosa: Que todos los seres sean felices

Bondad amorosa: Que todos los seres sean felices


Tiempos precarios como los que vivimos exigen que guardemos silencio y escuchemos a nuestro corazón. Según su etimología, la palabra “precario” deriva del prefijo latino prec, que significa “plegaria”.

Una forma de plegaria especialmente potente para momentos de disaster como los nuestros es metta. Metta es una palabra pali que se ha traducido como bondad amorosa, buena voluntad common o amabilidad amorosa. Mi traducción favorita, que aprendí de la maestra de Vipassana, Anushka Fernandopulle, es “amabilidad imparable”.

La tradición nos cube que, como el sol, metta está siempre presente y no discrimina. Metta es el corazón de lo que se conoce como las cuatro moradas divinas, que incluyen la compasión, la alegría apreciativa y la ecuanimidad. Como plegaria, metta ofrece una experiencia auténtica de nuestra interconexión.

Metta es una práctica de concentración para cultivar la buena voluntad incondicional hacia todos. Se practica recitando y contemplando una serie de aspiraciones o plegarias que expresan tu buena voluntad y tu amabilidad imparable hacia ti mismo y hacia los demás. Con cada recitación, amplías el alcance de tu bondad amorosa: desde ti mismo, a los que te rodean, a aquellos por los que sientes antipatía y, finalmente, a todos los seres sensibles.

Para orientarnos en la práctica de metta, veamos algunas citas del Karaniya Metta Sutta, conocido en español como El Discurso sobre la Bondad Amorosa, en el que el Buda enseña metta como una forma sencilla y directa de afrontar el momento tal y como es.

Con el deseo: En la alegría y en la seguridad,
Que todos los seres estén tranquilos.

Una frase como “Que yo/tú/todos seamos libres del daño inside y exterior”, cuando se repite con auténtica buena voluntad, cultiva una sensación de aceptación serena de las cosas tal y como son. Cuando la mente se empeña en rechazar lo que no puede cambiar, puede quedar atrapada en formas de daño inside como avergonzar, culpar, quejarse y dar explicaciones. Al desear seguridad y tranquilidad para nosotros mismos o para los demás, somos más capaces de sostener la realidad de la impermanencia y la primera noble verdad de que no existe ningún lugar en el que uno pueda escapar por completo al sufrimiento o al daño.

Cualesquiera que sean los seres vivos… sin omitir a ninguno….

Una pregunta routine que surge es: ¿Cómo puedo practicar con la persona más difícil que conozco? Consideremos una analogía con el levantamiento de pesas. Es obvio que sería imprudente y posiblemente inseguro empezar por levantar las pesas más grandes. Primero, debemos practicar con las más ligeras. Del mismo modo, podemos perjudicarnos a nosotros mismos intentando practicar metta con una persona muy difícil, si no hemos desarrollado la capacidad de trabajar con la aversión y la desesperación que puedan surgir. Debemos incrementar nuestra capacidad de forma gradual, empezando por nosotros mismos, un mentor querido o cualquier ser amado (una mascota, un árbol, una deidad).

Que nadie engañe a otro,
ni menosprecie a ser alguno en ningún estado.

La mayoría de la gente está de acuerdo en que no debemos mentir a los demás ni odiarlos. La práctica de metta puede ayudarnos a ver cómo es que nos mentimos y sentimos odio hacia nosotros mismos. Sharon Salzberg, maestra de meditación y autora del libro seminal Lovingkindness, preguntó al Dalai Lama: “¿Qué piensa del odio a uno mismo?”. Confundido por su pregunta, respondió: “¿Odio a uno mismo? ¿Qué es eso?”

El odio a uno mismo que experimentan muchos occidentales es en realidad producto de una opresión interiorizada. Los sistemas de opresión que bell hooks ha denominado “patriarcado capitalista imperialista de supremacía blanca” nos enseñan que nunca somos suficientes, que debemos esforzarnos constantemente para ser dignos de felicidad. Frases como “Que pueda yo quererme tal y como soy” y “Que sea feliz y conozca las verdaderas causas de la felicidad” nos ayudan a ver a través del engaño. 

Que nadie, por ira o mala voluntad,
haga daño a otro.

El Dhammapada nos enseña: “El odio nunca se aplaca con el odio en este mundo; sólo con el no odio se aplaca el odio. Es una ley eterna”. Aunque la ira puede indicar que se está cometiendo una injusticia o un daño, es fácil caer en la animadversión hacia el blanco de nuestra ira. Puede ser momentáneamente satisfactorio desear el mal a otro, pero el daño rebota hacia nosotros mismos. Es el proverbial beber del veneno y esperar que la otra persona enferme. Una frase como “Que seas feliz y estés saludable”, dirigida a la fuente de nuestra ira, puede ayudar a purificarnos de este veneno.

Meditación

Aquí tienes una serie típica de contemplaciones metta que puedes practicar recitándolas tres veces mientras cambias el sujeto de la plegaria de “yo” a “tú” y a “todos”. Pero siéntete libre de crear las tuyas o adaptarlas a tu propia experiencia.

Que tu/yo/todos los seres estemos a salvo y protegidos, libres de daños internos y externos.

Que tu/yo/todos los seres seamos felices.

Que nuestros cuerpos sustenten la práctica de la conciencia amorosa.

Que tu/yo/todos los seres seamos libres de la animosidad, aflicción y ansiedad.

Que tu/yo/todos los seres nos amemos a nosotros mismos como somos.

Que tu/yo/todos los seres seamos felices y estemos libres
de sufrimiento.

Que tu/yo/todos los seres yo encontremos la paz en este mundo
incierto.

Que tu/yo/todos los seres encontremos tranquilidad en el
camino medio entre el apego y la apatía.

Cuando pierdas la concentración, vuelve a tus frases con sencillez y amabilidad. Intenta no juzgar los juicios que inevitablemente surgen. Afronta cada momento con una amabilidad imparable. Que te encourage el potencial transformador de esta práctica.


MELVIN ESCOBAR

Melvin Escobar es maestro de dharma bilingüe y bicultural salvadoreño, psicoterapeuta acreditado e teacher de yoga certificado. Es uno de los maestros principales en el East Bay Meditation Heart, tiene un máster en Trabajo Social y es teacher de yoga matriculado.


ESTEFANIA DUQUE (TRADUCTORA)

Estefania es licenciada en Lenguas Modernas e Interculturalidad por la Universidad De La Salle Bajío. Creció en la calidez de la comunidad budista de Casa Tibet México y actualmente cursa un Programa de Formación de Traductores de Tibetano en Dharma Sagar, con la aspiración de traducir el Dharma directamente del tibetano al español.

Melvin Escobar

Melvin Escobar is an El Salvadoran bilingual-bicultural Dharma instructor, licensed psychotherapist, and authorized yoga teacher. He serves as a Core Instructor at East Bay Meditation Heart, has a Grasp’s diploma in Social Work, and is a registered yoga teacher.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments